Kiss se despidió de Argentina con un show espectacular

0   30   2/05/2022

Buenos Aires. “Querés lo mejor, tenés lo mejor”, es la frase de cabecera de Kiss y lo cumple. La banda, con 50 años de trayectoria, se está despidiendo de su público con una gira arrolladora. Cerca de 50.000 personas disfrutaron de su presentación en el Campo Argentino de Polo en Buenos Aires.

Luego de la apertura de la banda Arde La Sangre, con un set fuerte y ajustado, llegó el momento más esperado. Al ritmo de “Rock and Roll”, el clásico de Led Zeppelin, a las 21.30 cayó el gran telón que colgaba sobre el escenario para la aparición de Paul Stanley, Gene Simmons, Tommy Thayer y Eric Singer en unas plataformas.

Sus eternos trajes brillaron una vez más. Esas gigantes botas con plataforma volvieron a pisar con fuerza ante el delirio del público. El “End Of The Road World Tour” estaba en marcha. 

Padres con hijos -una gran cantidad de con la cara maquillada como los personajes del grupo- comenzaron a vibrar ante cada movimiento de los músicos. Una verdadera fiesta de rock and roll como solo Kiss lo sabe hacer: sangre de mentira, fuegos artificiales, tarimas que suben y bajan, humo y luces láser. No faltó ningún truco.

Toda una ingeniería puesta a la imaginación y la fantasía de este grupo formado en Nueva York, en 1973, por el bajista Simmons y el cantante y guitarrista Stanley. Luego se sumarían el baterista Peter Criss y el guitarrista Ace Frehley, pero esa es otra historia.

Como todo buen show de rock, cada uno de los músicos tuvieron su momento de solos. Singer le dio con fuerza a los parches, con su doble pedal de bombo demoledor. Thayer desplegó su arsenal de punteos y Simmons subió a las alturas con su bajo para cargar de graves el ambiente y escupir sangre de mentira. “God of Thunder” y “Love Gun” anticiparon un momento especial.

El Campo Argentino de Polo se convirtió en una gran pista de baile con ” I Was Made for Lovin’ You”. La imagen de una gran bola bolichera se adueñó de las pantallas gigantes.

“Black Diamond”, “Beth” (a cargo de Singer en el piano acompañado de una pista con los arreglos originales) y “Do You Love Me”, marcaron el final de la noche. Los integrantes de Kiss pidieron que los fans hagan locuras para tomarse una foto con ellos. El cierre no pudo ser mejor: “Rock and Roll All Nite”. Una lluvia de papel picado se adueñó del aire como marco perfecto a una noche histórica. (TN)

Fuente

TEMAS:

COMENTAR

ÚLTIMAS NOTICIAS